Sueños

Cerrando los ojos cada noche

mis sueños buscan desesperados

furtivamente robar los besos

que tus labios ofrecen

 

Al rodar en mi lecho

en el inquieto reposo

se evapora la noche

escapando lentamente

 

Y acaban al alba

mis pensamientos nocturnos

golpeando mi alma

esclava y fugaz

 

Que sola y triste

emigrando de mi cuerpo

hacia un lugar lejano

alcanza la paz

Ya no puedes dañarme, demonio…

Futuro

Por fin liberado del negro presagio

Todo lo que ayer fue negrura maléfica

Y se cernía como mortal tenaza sobre todo mi mundo

Parece ahora ecos de un lejano pasado

Presente

Despierto de un sueño y me encuentro dentro de otro que se torna pesadilla

Me alzo enérgico, para deshacer la sombra y caigo herido por tus perfidias

Ando un paso hacia delante y tú mi falaz amigo, me desandas dos, o tres o cuatro

Reflexión

Y me pregunto ¿Eres tú tal vez mi Dios? No en absoluto, eres demonio.

Y me pregunto ¿Eres tú tal vez Familia? No en absoluto, eres de envidia…

Y me pregunto ¿Eres tú tal vez Honrado? No ni ensueños, eres  de mentira…

Conclusión

Y me ha fallado una pata que sostiene mi mesa, pero aun me cada amigos, salud y familia…

En comunión

En comunión con nosotros

recibiste buenos dones,

En comunión con tus amigos

momentos enormes…

 

De ellos con sus juegos

compañerismo y goles,

de nosotros con los besos

tolerancia y amores…

 

Recibe aquí y ahora

el regalo más grande

un amor que perdura…

 

Y no olvides nunca

de la vida lo importante

La pasión y la alegría…

 

“Te queremos, no cambies” (dedicado para mi hijo)