Son mis aristas sin pulir

Si pudiera volver a un pasado…

uno no muy lejano, dijéramos ayer

quizás anteayer, a lo sumo pasado,

cambiaría un par de cosas que esos días pasaron.

 

Como cambiar lo ocurrido,

ni yo ni nadie puede, ni pudo.

El pesar de lo pasado me pesa

y lo ocurrido después me apena.

 

Por eso en estas líneas poderosas

sinceras y deslizadas de mi puño

manifiesto mi pesar y arrepentimiento.

 

Aquí y ahora, dejo escrito

que si bien, no prometo nada

intentaré cambiar aquello que te disgusta.

Anuncios

Escoba

Si yo fuera una escoba…

Si yo fuera una escoba, muchas cosas barrería…

Lo que seguro que no barría, sería el polvo de mis zapatos,

para que quedara constancia de todos los lugares que han pisado.

 

Barrería recuerdos malos, no para tirarlos presto,

sino que para que con un poco de arrestos, juntar todo lo malo en un cesto

y poder seguir andando recuerdos, ligero de equipaje y ávido de tus besos…

 

09-01-2019

Momentos

Cada momento en la vida es diferente, unos son dulces, otros amargos. Hay momentos solemnes, Hay momentos alegres. Los hay tristes, también, claro. Y de fiesta, y de emergencia… Y hay que vivirlos todos y cada uno para encontrar nuestro camino.  Y al final nuestra vida es un collage de momentos, que junto a nuestro yo, nos completa hacia nuestra forma de ser.

05/12/20018

mientras espero, otro tipo de momento…

Tres

Dos veces caí en sus redes

y dos veces salí de ellas.

Dos veces me rendí a mujeres

y dos veces sentí la pena.

Dos veces lloré amargamente

y dos veces sentí sin medida

el amor correr por mis venas.

Ya dice el refrán

que no hay dos, sin una tercera.

Después de dos veces

puedo gritar muy alto

¡Me enamoré una tercera!

Habla ahora

Habla, no pares,

dime cosas con esa boca

tierna, esa perla

hecha boca.

 

Habla, habla no calles,

dime cosas muchacha,

con tus ojos de miel golosa,

habla ahora, rápido,

todo lo que puedas.

 

El silencio se agolpa,

se agolpa en tu cuarto,

en la casa, en tu mesa.

 

El silencio nos traga,

nos inunda, nos abruma,

ya no hay tiempo,

tiempo de hablar ahora.

Decálogo de mi yo absurdo

  1. Tender la mano al lado oscuro y pintarlo de claro
  2. Omitir todo lo que puedas decir y nadie deba oír.
  3. Andar todo lo que puedas en un metro cuadrado y al llegar al principio… (si persiste el mal humor, repetir)
  4. Llorar menos de lo necesario para alterar tu peinado.
  5. Reír casi a diario sin ofender al contrario.
  6. Maldecir, si es necesario, en un idioma extraño (si no hay nativos escuchando)
  7. Saltar las baldosas peligrosas y al caer levantar al prójimo.
  8. Introducir un malware en mente ajena para boicotear la mentira (y otras maldades)
  9. Añadir un mensaje de amable en cada reproche
  10. Saludar con alegría a quien te ofenda.

10-10-2018