Confinamiento

Un tiempo de locura

sin posibilidad de contacto.

Todos presos en sus casas

ávidos de abrazos

Un tiempo de reposo

sin posibilidad de esparcimiento

muy lejos de sus hábitos

todos confinados en sus aposentos

Un tiempo de aplausos

y solidaridad en los balcones

síntoma de nuestra resistencia.

Un respiro al planeta,

un toque a nuestra arrogancia

la naturaleza es nuestra dueña.

Víctor Fenollar

14/05/2020