Fuego Real

La vida es demasiado importante

para perderla en disputas sin sentido

y prestar oídos a aduladores conversos.

 

Sòlo se vive una vez

y en esta vida todas las prácticas

se realizan con fuego real.

 

Obra en consecuencia

y antes de decir

piensa a quien puedas dañar

con las palabras hechas bala.

 

Obra en consecuencia

y antes de hacer

piensa a quien puedas herir

con los actos que se tornan bomba.

 

Víctor Fenollar

19/12/2019

Contradicciones del poeta

Soy el verdugo de palabras esdrújulas

y su interminable cadencia

Soy el amante de las agudas

y su elegante rima.

 

El delineante de perfectos versos

que con ayuda de su escuadra

traza palabras paralelas a mi esencia

y perpendiculares a mi eje de ordenadas.

 

Soy el forjador de palabras imposibles

que en su interior se amalgaman

capturando la emoción y el sentimiento en su alumbramiento.

 

Soy el artífice de versos imposibles

que tan pronto alaban tu modo

como ridiculizan tu tiempo.

 

Víctor Fenollar

27/11/2019

 

 

Rimita (Lucia)

Un día soleado de un octubre ya lejano nació en mi familia una niñita muy querida.

Por culpa de una promesa paso de Amparo a Lucia.

 

Y fue creciendo esa niñita, fue haciéndose mujercita.

Ahora ya en el presente es la mayor de las falleras, ¡perdón, perdón!, la fallera mayor.

 

Disfruta de este año, y de los siguientes….

Pero no dudes ni en segundo que me tienes a tu lado para siempre…

 

Pd: Este poema lo escribí para mi hermanita. cuando fue Fallera Mayor de

La Falla camí de Barçelona, Travesera Camí de Montcà y lo publico ahora

para darle fuerzas… un beset

Víctor

.

 

III (Ansia Voraz Capítulo Confesiones)

Resuenan en el aire las frías notas

de un instrumento que nadie toca

que entona una triste copla.

 

Mi alma clama por salir a flote

rezumando por mi piel cristalinas gotas

que apenas al tocar el aire se evaporan.

 

Me hace caer en un extraño sueño

el palpitar convulso que siento

al percibir mis sentidos un suspiro ajeno.

 

Al amanecer los rayos del sol

derretirán los hielos que congelan mi pecho

para que mis ojos se llenen otra vez de gotas.

 

Mañana al despertar de mi letargo

tu serás el bálsamo calmante

con el que sanar mis cicatrices.

Las estrellas de tus ojos

 

Quisiera contemplar toda mi vida

las estrellas de tus ojos,

quisiera soñar cada noche con el roce de tu piel,

contemplar cada mañana el amanecer de tu sonrisa.

 

Quisiera seguir soñando

cuando ya  el sol está en lo alto,

no faltar un sólo día al desayuno de tu boca.

 

Mañana será otro día,

hoy sólo quiero contemplar

las estrellas de tus ojos.