Esta es mi derrota

Sin nada en mi vacía cara

y la mirada prendida en la solapa

tus pensamientos me desnudan el alma

para helarme la fibra, para matarme la sonrisa.

Tu batalla está ganada antes incluso de disparar las salvas

traicioneras y certeras, crueles y explosivas.

Sin gota ya en mis vacías venas

y la sangre esparcida en la camisa

tus besos ahogan mis gritos

para evitar los refuerzos, para evitar las treguas.

La victoria es tuya antes incluso de comenzar la guerra

cruel y sangrienta, vil y rastrera.

Sin la marcial marcha guerrillera

y las campanas tañendo en la campiña

tus postreros ataques destruyen mis defensas

para vencer mi oposición, para conquistar mi bandera.

La triunfal entrada de tus huestes guerreras

sofocan la rebeldía, aniquilan mi milicia.

Y en el potro de las más dulces torturas

reconozco que, esta es mi derrota.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s