‘Alunizaje’ 

Se rompió

esparciendo astillas

quebrada quedará hasta el fin de sus días,

se rompió

carcomida en su médula

no volverá nunca a sonreír mi niña,

se rompió

y así rasgada

en una esquina seguirá vencida.

 

Se rompió, se rompió en mil pedazos

tras un hachazo desmesurado.

Y rota, tan rota y rajada en sus últimas fibras

ni un soplo de aire revivirá sus pálpitos.

 

No volverán nunca a brotar sus llantos

en el centro de sus desdichas,

pignoradas al dolor de un beso,

ardiente y mordaz hasta las últimas .

 

Rota, tan rota como un roto, muy roto guiñapo

sus últimas fuerzas las dedicará a su fuga,

planeada mil noches de encierro,

estudiada milímetro a milímetro.

PD: La esencia de una vida desenfadada y sincera recorre cada una de las líneas de este poema, al compás de cada rima, uno de mis latidos expira para que otro renazca..

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s