Adiós mi amor más cruel

Estoy a punto de quemar mis últimos segundos de insistencia

y borracho de un amor que me ardió de dentro a fuera

fui el único que salió herido.

Y tú, heroína de mi cuento de hadas

siempre acabas con la última palabra.

 

¡Ya no! Ayer fueron mis vientos de letrado

los que segaron tus palabras

para colmar tu llanto.

 

Hoy en el último segundo de mi vieja vida

me ahogo en el río de tu llanto

para soñar con la salvación de mi sonrisa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s